Categorías
@ve y Salud

Uno y mas

Sobre el arcoiris que vela este sol,

Con el dolor que sienten los presos,

por el ruido sincope de los pesos

en lo que marca este rol de fuego abrasado,

a oro ardiente colado

con esa paciencia, solo una,

en el color del ruego de la fortuna

sube el suelo que no sube,

y lo veo,

torciendo en el deseo que no tengo y que tuve

que entre tus huesos se pierden,

en esos suspiros que ya muerden

caricias invisibles

el final del fin de estas rayas inservibles,

que no se puede sostener en el cielo, de sus mallas

forjando astas de lujuria perdida en esas vallas

porque ya no encuentro las palabras

en ese tabique que tu labras

en lo medido de lo servido por estar comido,

con este clima, que no es de pereza

cuando no cae el mana sobre nuestras cabezas

del nunca jamas de ese antro perdido

reteniendo en el reencuentro con el olvido

que esta ya endulzado en ese ruedo

con el jugo de mascar la bruma

y con los vasos llenos de espuma

en ese que es un sino,

en ese destino

cierto de que ese es el modo

en la derrota te espero, en la cumbre de este lodo

donde se guarda el arma del asesino

matando esa mirada y ese tino

inquieto en el aire que flota

del mio sacaste una nota

probad ahora con esa viga

para probar que es mi amiga

como es el as de bastos y el

siete de oros

riendo,viviendo, y soñando

con la luna guardando sus tesoros

que pesares del tiempo que va volando

hace valientes del suspiro del viento eterno, silbando

doblando el tejado de rejas de estrellas

a las que suplico que no son como ellas

en la tierra caliente como este infierno

que parece salpicado de las tejas donde habito

de amor maldito

en el tierno averno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *