Categorías
@ve y Salud

La camisa

Da la hora de un tambor
Un cambio de reloj
de un tipo raro
la campanada en algo que esta amañado
que aun no esta salvado

Dulce tentacion que lo rodea
Dulce espera la que lo siega
malditos sea
por condena de vanidad
y de esa pena
esta verdad

Maldito del paso del tiempo
que pasa por mi lienzo
Que maldiga tambien su hipocresia
por ser el maldito del día
Que pague cara la ironía
de este laberinto de lobos
estaran todos tuertos?
muertos o bobos?
Rota ya la camisa
ya que aun me vale
una estúpida sonrisa
Es la que sale
Malditos de este cartel
por tener de mi hiel
Malditos del bandolero
y maldito el madero
ese tallado seco de su cuerpo
es en su falsa lucha y falso ego
un lo niego
de esta su escucha y su tonta hucha
este mi pliego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *